miércoles, 20 de octubre de 2010

VARGAS LLOSA, PREMIO NOBEL 2010



VARGAS LLOSA acaba de recibir el Premio Nobel de Literatura de 1910. Este peruano universal es uno de los autores más importantes del llamado "boom" de la literatura hispanoamericana.


Desde La ciudad y los perros (obra que le hizo famoso y por la que recibió el Premio de la Crítica y el Biblioteca Breve en 1963) hasta la actualidad, ha escrito numerosas novelas, relatos y cultivado todos los géneros (teatro, ensayo, memorias...) Posee importantes premios como el Planeta, Príncipe de Asturias o el Cervantes. Todo ello le hacía candidato al Nobel, que les llegó antes a García Márquez y a Octavio Paz, así que ya tocaba.


Vargas LLosa es autor, además de la obra citada, de libros inolvidables como Los Cachorros, Pantaleón y las visitadoras, La casa verde, Conversación en la catedral, La tía Julia y el escribidor, y tantas otras, en las cuales explora diversas e innovadoras técnicas narrativas, y, a la vez, crea universos perfectamente creíbles, en los que impera el humor, la ironía, la visión de mundos míticos aparentemente contrapuestos a la "civilización" y que integran la naturaleza con toda su sensualidad y belleza, mucho más que las sociedades actuales. Así es comprensible un personaje como el capitán Pantaleón Pantoja y sus divertidísimos "partes" militares sobre la "misión secreta" que le encomiendan organizar en la selva amazónica. También el dramatismo de la marginación de un muchacho en "Los Cachorros", el amor entre personajes reales (él mismo en"La tía Julia ..." o Flora Tristán y Paul Gauguin en "El paraíso en la otra esquina"); la fuerte carga crítica de "La ciudad y los perros" (ambientada en un colegio militar limeño)...


Pero hay otra faceta que quiero destacar y es el análisis de su papel de escritor o "escribidor" como le gusta llamarse, que aparece en El hablador y especialmente en Cartas a un joven novelista. En ella hace una reflexión autocrítica sobre la vocación, el éxito y la "limpieza" de su oficio. Pero alude también a sus modelos y autores admirados: Faulkner, Hemingway, Malraux, Dos Passos, Camus, Sartre. En palabras suyas: "Muchas veces se me pasó por la cabeza la idea de escribir a alguno de ellos (todos estaban vivos entonces) y pedirle una orientación sobre como ser un escritor. Nunca me atreví a hacerlo, por timidez..."
Y continúa con otros muchos ejemplos: Borges, Cortázar, Calvino, Rulfo, Kafka, García Márquez, Carpentier, entre otros. Sólo con sequir su consejo tenemos un ambicioso y sugestivo plan de lectura . ¡Adelante!

Reme . Departamento de Lengua Castellana.





No hay comentarios:

Publicar un comentario